Escuela Virgen de Guadalupe

La Escuela Virgen de Guadalupe y su compromiso con el medioambiente

II Jornada sobre Conocimiento del Entorno e Identificación del Método Científico a través del Anillamiento Científico de Aves.

24 enero 2018

La escuela ha organizado una actividad dirigida  por Juan Antonio Ortiz Gómez, miembro del Departamento de Ciencias,  profesor de Biología y tutor de la sección participante (4.º de la ESO C); y la impartición ha corrido a cargo de Ángel Tomás Mejías Álvarez, biólogo, coordinador local de SEO/BirdLife y anillador experto avalado por la Estación Biológica de Doñana.

Fue realizada durante toda la mañana del día 1 de diciembre de 2017 en la margen derecha del río Guadiana a su paso por la ciudad de Badajoz, y se contó con la colaboración de los padres y madres de alumnos.

La Escuela Virgen de Guadalupe y su compromiso con el medioambienteNo te preocupes pequeño mosquitero, nada malo te va a pasar.  Hoy has caído en unas redes amigas, no son de cazador. Somos alumnos de 4.º de ESO C de la Escuela Virgen de Guadalupe, de Badajoz, y hoy hemos venido al azud de nuestro Guadiana, a su paso por la ciudad, para descubrir un curioso mundo que nos permitirá verte como un ser maravilloso.

Nuestro tutor y profesor de Biología, Juan Antonio, nos ha contado que eres un gran atleta porque, después de reproducirte en bosques del centro y norte de Europa(en países como Finlandia y las Islas Británicas) te vienes a pasar el invierno cerca de las costas del Mediterráneo y África.  ¡El frío no te sienta nada bien, amigo!

Nos resulta increíble que un pajarito tan pequeño ?solo pesas entre 6 y 9 gramos? pueda recorrer todo un continente e incluso cruzar el Mediterráneo para después volver a su lugar de nacimiento y criar de nuevo. Nos sorprende mucho que puedas hacer cada año más de 2000 km para venir a nuestro río y otros tantos kilómetros para volver al lugar donde naciste. Increíble y, más aún, cuando nos cuentan que la mayor parte de este largo viaje lo haces de noche.

Pues así es. La jornada de anillamiento científico que hemos realizado nos ha servido para identificar valores ocultos que tenemos muy cerca de donde vivimos y en los que, normalmente, nunca reparamos.

La hemos llevado a cabo aplicando el método científico en toda su dimensión, pues hemos formado parte de un proyecto científico a escala mundial y a largo plazo, en el que participan importantes entidades españolas, como es el caso de la EDB (Estación Biológica de Doñana), la SEO (Sociedad Española de Ornitología), la Sociedad de Ciencias Aranzadi del País Vasco, etc.

En el año 2016 se inició esta gran experiencia y, debido a la gran acogida entre nuestros alumnos, lleva camino de consolidarse.

Nuestros chicos aprenden a identificar los valores ambientales que hay en su entorno inmediato a través del conocimiento de las aves que lo frecuentan en distintas épocas del año y por muy diferentes razones.  No se trata solo de observar aves, sino de llegar a tenerlas en la mano, comprobar su aparente fragilidad y asombrarse de lo que son capaces de hacer (a través de la narración de un experto ornitólogo).  También consiste en observar el manejo adecuado de las aves, la toma de datos biométricos (tamaño de distintas partes de sus cuerpo) y conocer su utilidad, la colocación de una pequeña anilla identificativa en una de sus patas y justificar esta tarea, esperando que el ejemplar vuelva ser capturado por otro científico en otro lugar y condiciones, lo que aportará datos que permitan conocer mejor la biología de la especie y del entorno en el que se encuentra.

En definitiva, el objetivo es participar en un proyecto que pone en evidencia la sinergia de muchas personas para aprender, de una forma reglada y consistente, cómo viven las aves que nos rodean, cómo estas son  bioindicadores de la salud de nuestro entorno y cómo favorecen nuestra vida sin que nos percatemos de ello.

Ahora, mis alumnos saben que “el anillamiento es un método de estudio de las poblaciones de aves que consiste en la individualización de estas mediante la colocación de una anilla metálica en la pata” (Sociedad Española de Ornitología - Bird life). Gracias a esta individualización de las aves capturadas, es posible llegar a un conocimiento que, de otro modo, sería imposible.

La Escuela Virgen de Guadalupe y su compromiso con el medioambiente

Y, sobre todo, han aprendido cómo contribuir a la conservación, sensibilizándose en esta necesidad y fomentando en ellos actitudes de respeto hacia las aves en particular y hacia su entorno en general, pudiendo transmitir esta actitud a otras personas.