Escuela Virgen de Guadalupe

Todos somos científicos

En nuestra Escuela, el Departamento de Ciencias y Matemáticas ha participado en el Proyecto Científico de Infantil y ha desarrollado actividades de investigación en el laboratorio para alumnos de Primaria tutorizados por alumnos de 4.º de ESO y Bachillerato.

22 junio 2017

Antonio Menudo, uno de los maestros de Infantil  que ha participado en la actividad, nos cuenta lo siguiente: "Seguimos aprendiendo con el Proyecto Científico. Hemos tenido el privilegio de visitar el laboratorio de nuestra Escuela. Allí los alumnos de 4.º de ESO C  nos han ayudado a realizar un experimento que demuestra la importancia de lavarse las manos. Han dividido a nuestros alumnos en tres grupos: un grupo se ha lavado las manos con agua y jabón; otro, solo con agua, y otro no se ha lavado las manos. Se han recogido muestras de todos nuestros niños y se ha hecho un cultivo con ellas, y durante varios días iremos observando qué ocurre (según se hayan lavado las manos o no, irán apareciendo más o menos bacterias y hongos en las muestras). Ha sido una experiencia espectacular; nuestros alumnos han disfrutado y aprendido y se lo han pasado genial. Tanto el profesorado que nos ha acompañado como los alumnos mayores se han volcado con nosotros".

Los profesores del Departamento de Ciencias, Teresa de Torres Sánchez-Simón y Juan Antonio Ortiz Gómez venimos desarrollando junto con la monitora de laboratorio de actividades extraescolares, Nora María González Nolasco, un proyecto de utilización conjunta de  este espacio que consiste en la realización de actividades y prácticas en las que alumnos de ESO y Bachillerato monitorizan a alumnos de Infantil y Primaria.  Esta iniciativa tiene como objetivo integrar la actividad  entre generaciones de estudiantes de nuestra Escuela, procurando que mayores y pequeños compartan de forma responsable actividad y espacio.  De este modo, los alumnos de cursos superiores tienen la posibilidad de mostrar lo aprendido actuando como monitores en la experiencia. Además, les ofrece la oportunidad de utilizar los conocimientos, habilidades y competencias adquiridas en beneficio de los mas pequeños. Y sirve para  motivarlos en el aprendizaje de las ciencias en un lugar apropiado como es el laboratorio.

Es una actividad ejemplar, una simbiosis perfecta que pretende el aprendizaje y la docencia compartida de los mayores hacia los pequeños, y el estímulo y la admiración desde los pequeños a los mayores.  Se trata de fomentar, en definitiva, la ayuda mutua y la colaboración entre generaciones de estudiantes de nuestra Escuela.

Por otro lado, esta iniciativa, además de académica y capaz de impulsar las actitudes científicas, sirve, por una parte, para reforzar los vínculos de pertenencia al centro; por otra, para establecer relaciones entre generaciones, y hacer más cercano el trato entre mayores y pequeños, lo que contribuye a mejorar el ambiente general presente y futuro.

Toda esta actividad se desarrolla en nuestro laboratorio de ciencias que, aunque bien equipado, con mucha ilusión queremos seguir mejorando. Por tanto, es nuestro deseo  consolidarlo como lugar habitual de trabajo donde disfrutar aprendiendo y estableciendo las relaciones intergeneracionales que identifiquen el carácter de nuestra Escuela.