Escuela Virgen de Guadalupe

La Escuela Virgen de Guadalupe: una escuela, que me formó académica y personalmente

Es para mí un placer relatar y recordar algunas de las vivencias que tuve durante los 6 años que estuve en la Escuela Virgen de Guadalupe.

02 noviembre 2017

¡Hola a todos!

Mi nombre es Israel Ballester y tengo 23 años. Es para mí un placer relatar y recordar algunas de las vivencias que tuve durante los 6 años que estuve en la Escuela Virgen de Guadalupe. Una escuela, que me formó académica y personalmente. ¡Espero que disfrutes tanto como yo!

No comencé en esta escuela desde primaria, sino que provenía de la Escuela "Nuestra Señora de la Soledad" y me adentré en la aventura de la E.S.O. en la Escuela Virgen de Guadalupe.

Todo era diferente: Lugar de enseñanza, profesores, costumbres... Pero algo me hacía sentir que, desde el principio, estaba como en casa.  Pronto conocí a amigos que, a día de hoy, sigo teniendo a mi lado y que le debo a esta etapa.

Pronto, nombres como Rosalía, Diego Camisón, Diego Picarzo, Marisol, Juan Campos, Jesús Alonso y un largo etcétera poblaron mis primeros años entre aquellas paredes y me acompañarían hasta el final.

Poco a poco fui creciendo (y no precisamente en altura) durante los complicados años de la E.S.O. Clases, concursos, vivencias, deportes... ¡Incluso un año ganamos el prestigioso viaje a Isla Mágica! Una recompensa a meses de esfuerzo que nos enseñó que, con ilusión y ganas, todo se consigue.

 Israel Ballester (Después de Guadalupe)


Entre los partidos de fútbol geográficos de Javi Gómez y la "línea de banda, spriiiiint" de Parra, llegamos a los años más duros, y a la vez gratificantes, de mi etapa allí: Bachillerato.

Son muchos momentos y recuerdos de aquellos años de enseñanza los que me vienen a la cabeza. Momentos y recuerdos que podría relatar pero seguro que quieres llegar a las campanadas del 31 de diciembre, por lo que los resumiré en una palabra: ¡MAGIA!  Magia de aprender con ilusión, magia de formarme con pasión y magia de disfrutar aprendiendo.

Y desde este pequeño espacio me gustaría romper una lanza a favor de los profesores tan humanos que allí encontré pues no solo me enseñaron conocimientos, sino que me transmitieron ganas e ilusión de disfrutar con lo que hago. Por lo que permíteme el consejo, querido lector, e intenta conocerlos y aprender de sus palabras. No solo ganaras en sabiduría sino también en amigos.

Gracias a sus consejos enseñanzas, pude disfrutar en el verano de 1º de Bachillerato de la mejor experiencia que he tenido hasta la fecha: Un viaje de 21 días en Londres gracias a una beca que recibí.

Estuve tres semanas recibiendo clases en la prestigiosa Universidad de Goldsmith y conociendo la cultura inglesa de forma directa. Para mí, fue un antes y un después debido a la autonomía e independencia que conseguí estando a 2.000 kilómetros de mi casa. Sin duda, una experiencia más que recomendable y que os insto que luchéis por conseguirla.

Tras muchos exámenes y la temida selectividad, acabó mi etapa en esta escuela de la que guardo gratos momentos y que, cada vez que puedo, me escapo para recordar entre sus paredes lo que allí viví.

¿Y tras ella? ¿Qué sucedió?

Con todas las armas que esta escuela depositó en mí, realicé el Grado en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Extremadura. Carrera que terminé tras presentar un Trabajo de Fin de Grado sobre Magia en la Historia del Cine. Además, el pasado verano realicé un curso de Gestión de Contenidos Digitales y Periodismo Online en el Periódico Hoy.

Actualmente, me encuentro realizando un Ciclo de Grado Superior en Sonido para complementar mi formación Audiovisual con la intención de convertirme en un profesional completo y polivalente (¡ese es el objetivo principal!).

¿Pero todo queda ahí?

¡Ni mucho menos! No todo son conocimientos en esta vida. Uno de los valores que me inculcaron en la Escuela Virgen de Guadalupe es ser multidisciplinar y disfrutar con lo que hago.

 Israel Ballester (Después de Guadalupe)


Por ello, decidí continuar profundizando en bello ARTE DE LA MAGIA. A día de hoy, llevo más de 5 años ilusionando por todos los rincones Extremadura alimentándome de la sonrisa de niños y adultos. Y es que es la mejor forma de expresión que tengo, donde doy lo mejor de mí.

 Israel Ballester (Después de Guadalupe)


Eventos privados, públicos, celebraciones, inauguraciones, clausuras… Todo tipo de eventos en los que disfruto haciendo lo que más me gusta: ¡MAGIA!

 Israel Ballester (Después de Guadalupe)


Además, todo ello lo complemento con un voluntariado que llevo realizando desde hace ya 4 años dentro del Grupo Scout Guadalupe 683 (casualidad, ¿eh?). Grupo que reabrió sus puertas en homenaje al antiguo grupo que la Escuela albergaba. El Mundo Scout sirve como complemento perfecto a mi vida y en el que pongo en práctica muchas de las enseñanzas que tuve.

 Israel Ballester (Después de Guadalupe)


Además, tengo otras muchas aficiones: Fotografía, tenis de mesa, deportes en general… Pero como dije, quiero que llegues a las campanadas del 31 de diciembre.

Gracias por la atención y leer pacientemente mis palabras. Espero que mi experiencia te sirva como inspiración para conseguir todo lo que te propongas.

“Puedes enseñar a un estudiante una lección un día, pero si le enseñas a aprender creando curiosidad, continuará el proceso de aprendizaje durante su vida.” Clay P. Bedford.

Israel Ballester Pereira