Escuela Virgen de Guadalupe

Camino de Santiago 2016

Unos días antes del 23 de junio los peregrinos de este Camino de Santiago comenzamos a prepararnos.

Juan Durán Díaz

06 septiembre 2016


Unos días antes del 23 de junio los peregrinos de este Camino de Santiago comenzamos a prepararnos.

El día 23 de junio, a la 8.00 horas, 31 jóvenes peregrinos de 3º ESO, 8 monitores/peregrinos y los familiares nos reunimos en la capilla de nuestra Escuela en una celebración sencilla pero emotiva dirigida por Tomás, donde ya comenzamos a tener una idea de lo que es el Camino. A continuación viajamos en autobús, vía Portugal, hasta Valença do Minho, pueblo fronterizo con España. Comimos, cargamos nuestras mochilas y cruzamos el puente de hierro que une los dos países llegando a Tui. Nos alojamos en el pabellón polideportivo donde nos organizamos para el resto del Camino.

El día 24 llegamos a Porriño (14 Kms), el 25 hicimos el recorrido hasta Redondela (15 Kms.), el día siguiente llegamos a Pontevedra (14 Kms), el día 27 anduvimos  hasta Caldas de Rei (24 Kms), hasta Padrón fue la siguiente etapa (18 Kms) y por último, el día 29 de junio peregrinamos hasta Santiago de Compostela (22 Kms). El día 30 asistimos a la misa del Peregrino y ya al final del día viajamos de vuelta a Badajoz.

Por la mañana salimos a primera hora, después de que el monitor que le tocase hiciese una introducción del lema que se iba a trabajar por la tarde, para llegar al lugar de destino a la hora de la comida. Cuando ya llevamos algo más de la mitad de camino hacemos una breve parada para descansar y retomar fuerzas.

Por la tarde, descansamos, salimos por la localidad para sellar las credenciales y merendamos. A continuación nos ponemos a trabajar en pequeños grupos ya organizados el primer día. Después puesta en común en gran grupo. A veces en este momento teníamos eucaristías muy cercanas y participativas. Al final del día cenamos y a dormir en el saco hasta el día siguiente.

Lo vivido durante las mañanas, además de vencer dificultades, son muestras de cariño hacia los demás con palabras y gestos porque no caminamos solos. Las dinámicas de las tardes nos han enseñado a saber pensar en todo lo que nos rodea y descubrir el verdadero valor de las cosas.

La experiencia del Camino, además de mil anécdotas que han ocurrido, es algo que hay que vivir con momentos emotivos y situaciones que nunca se olvidarán. “No haces tú el camino, él te hace a ti”.

Juan Durán Díaz.