Escuela Virgen de Guadalupe

Los Antiguos Alumnos vuelven a la Escuela

El pasado sábado 11 de Marzo se celebró en la Escuela el tradicional día dedicado al Antiguo Alumno.

14 marzo 2017

El pasado sábado 11 de Marzo se celebró en la Escuela el tradicional día dedicado al Antiguo Alumno. Comenzó con una Eucaristía donde el agradecimiento por todo lo que había supuesto el paso por estas aulas fue la actitud más compartida entre los asistentes. Reencuentros, abrazos...emociones a flor de piel y momento para recordar.

Continuó con un acto académico en el que se homenajeaba a las promociones de 1992 que celebraban su 25 aniversario. Participaron alumnos y profesores de entonces junto con profesores actuales... que con sus emotivos discursos hicieron revivir experiencias compartidas.

Hemos de felicitar y agradecer a la Asociación de antiguos alumnos por la dedicación y el trabajo que conlleva organizar un acto de estas características y por recordarnos que estamos llamados a descubrir una nueva manera de relacionarnos. Todos los que llevamos el "sello jesuita" en nuestra formación hemos recibido un legado del que hemos de sentirnos responsables.

Gracias antiguos alumnos y profesores que habéis llenado de vida la historia de esta Escuela. Queremos contar con vosotros porque esa historia nos ayuda a construir futuro.

Destacamos la poesía, que reflejamos a continuación, compuesta por el profesor Luis M. Álvarez Recio y dedicada a los antiguos alumnos, que refleja de forma muy bella el sentir de toda la actual Comunidad educativa.

Cuántas veces te mencionamos
Cuántas veces me quitaste el sueño
Cuántas veces te recordamos
Cuántas veces te entregué mi credo

Desde el día que tú llegaste
Nos propusimos un mismo empeño
Forjarte como un ser honrado
Bien formado por fuera y por dentro

A veces erramos contigo
Otras muchas tuvimos aciertos
Y te digo, tenlo seguro
"Lo que hicimos estuvo... bien hecho"

La escuela tiene un gran legado
Que estoy viendo con mis ojos tiernos
Dos lágrimas me están brotando
Y no puedo contener el gesto

Cuando eras nuestro pupilo
aprendiendo y siempre creciendo
Tras de ti tenías un ángel
Ese era tu viejo maestro

Y ahora después de los años
Nos hallamos en este colegio
En tu clase sigue aún tu alma
En tu mesa queda tu recuerdo

Solo el adiós queda por darte
Solo decirte que estoy contento
Por poder estrechar tu mano
Por poder confesar que te quiero