Escuela Virgen de Guadalupe

Normas de Convivencia

Jesuitas

Para que  la Escuela pueda cumplir su función educadora y estas Normas de Convivencia tengan sentido, toda la Comunidad Educativa ha de valorar y poner en práctica el respeto, el diálogo y la responsabilidad.

Los Profesores y el resto del personal son los encargados de mantener la convivencia en el Centro y exigir que todos los alumnos actúen conforme a las normas establecidas de un modo respetuoso y responsable. Y lo hacen  cuando:

  • Ayudan a los alumnos a desarrollar todas sus capacidades y a aumentar la confianza en sí mismos.
  • Se entrevistan con los padres cuando sea necesario.
  • Aplican las mismas normas, en cuestión de comportamiento, a todos los alumnos.
  • Respetan a los alumnos, a los padres y al resto del personal.
  • Preparan a los alumnos para que sean responsables de sus actos y obligaciones escolares y ciudadanas buscando un humanismo cristiano.

Los Alumnos deben tratar con el mayor respeto a los demás y cumplir con sus responsabilidades escolares y cívicas. Y lo hacen cuando:

  • Llegan a la Escuela con puntualidad y con el material necesario.
  • Respetan a todos los miembros de la Comunidad Educativa.
  • Cumplen las Normas establecidas y son responsables de sus actos.

Los Padres son los primeros responsables en la educación de sus hijos y tienen el deber de apoyar la función educadora de la Escuela. Y lo hacen cuando:

  • Conocen las Normas  de Convivencia y animan y ayudan a sus hijos a cumplirlas.
  • Velan por la asistencia y puntualidad de sus hijos a las clases y asisten regularmente a los actos escolares.
  • Asisten regularmente a entrevistas y reuniones.
  • Se interesan  por el trabajo y formación integral de sus hijos.
  • Ayudan a los profesores, tutores y educadores a tratar los problemas de disciplina.


En el caso de alumnos menores de edad los padres son los responsables de la actuación de sus hijos ante estas normas.

Archivo Normas de Convivencia en revisión, en breve estará disponible.